Historia

El 3 de abril de 1920 apareció en el diario “Última Hora” un artículo sobre la fundación de nuevos equipos en Palma, hasta entonces fundados por estamentos sociales medios y altos de la ciudad. En el texto destacaba la siguiente frase:

“En los talleres de la Isleña hay noticias que se Hacen preparativos para formar un team.”

Esto quería decir que, por primera vez, un conjunto de extracción obrera formaba un equipo de fútbol. La habían formado los trabajadores de la compañía naviera Isleña Marítima, aunque también participaban maquinistas navieros en prácticas o estudiantes de esta carrera. Este conjunto adoptó el nombre de Mecánico.

Su camiseta cogía los colores de la Isleña Marítima: tres franjas blancas sobre fondo azul, inspiradas en sus iniciales pintadas en las chimeneas de los vapores de la compañía. Los pantalones eran azules , y debidamente recortadas… las ranas viejas de los trabajadores de la compañía.

El local social estaba situado en el bar Can Rasca de la calle de San Miguel n. 67 (antes 187), esquina con la calle Olmos de la misma ciudad. Estaba falto de campo y jugaba en una explanada del Muelle Viejo, junto a las antiguas oficinas de la Isleña Marítima. Su presidente fué Gabriel Cifré Borràs (1894-1993), operario de los talleres de la Isleña.

En el artículo antes mencionado también destacaba otra frase:

“En la Fundición de los señores Carbonell, se organiza otro once, que prometió ser un terrible rival por la corpulencia de la gente obrera que se alista.”

Su formación fue a cargo de los trabajadores de la Fundición Carbonell (popularmente conocida como Can Salí), una pequeña empresa metalúrgica de la ciudad situada en la calle Protectora, núm. 39 (antiguo Hort d’en Moranta, actual calle Jaume III). El equipo adoptó el mismo nombre de la empresa y luego adoptó el nombre más genérico de Mallorca a medida que se incorporaban jugadores de otras empresas.

La indumentaria del equipo llevaba camiseta y calzón totalmente blancos. Jugaba sus partidos en un solar llamado “Sa Síquia Reial”, situado entre las Avenidas (avenida Conde de Sallent) y la calle Blanquerna de la ciudad. Su primer cabeza visible fué Bartolomé Llabrés Albertí (1886-1951). Tenía su local social en el bar Can Meca, situado en la calle Arxiduc Lluís Salvador esquina con las Avenidas de Palma. Más adelante, el equipo cambió de local y se instaló en Can Rasca, donde coincidió con los seguidores del Mecánico.

Tan pronto como Mecánico y Mallorca coincidieron en Can Rasca surgió la idea de unirse para formar un grupo más potente. Fruto de una asamblea conjunta, el 14 de noviembre de 1920 fueron fusionarse sendas equipos con el nombre de Baleares Foot-Ball Club.

El local social del nuevo club continuó en Can Rasca, el terreno de juego sería el del Mallorca (sa Síquia Real), y por la indumentaria llegó a un acuerdo salomónico: adoptó la camiseta blanquiazul del Mecánico y los calzones blancos del Mallorca. Fué elegido presidente Bartolomé Llabrés Albertí (1886-1951), vinculado hasta ese momento alMallorca.

El Baleares FC debutó el 21 de noviembre de 1920 ganando el Veloz Sport Balear (0-5) en su campo del Velòdrom del tirador, entonces uno de los equipos más potentes. Desde entonces el Club fue un asiduo participante en las competiciones que se celebraban en las Islas. Debido a su crecimiento del nuevo club construyó un nuevo campo en Son Canals (junto a la barriada de Los Hostalets) que fue inaugurado el 24 de julio de 1924. La sede social del club se trasladó (1922) en el Bar Triquet y más adelante (1928) en los locales de la Asistencia Palmesana (plaza de la Paja, 2).

Muy pronto el equipo se erige como uno de los conjuntos más potentes de las Islas y principal rival deportivo del RCD Mallorca (llamado Real Sociedad Alfonso XIII FC hasta 1931). Desde los inicios los partidos entre sendos conjuntos levantaban encendidas pasiones que desbordaban el ámbito estrictamente deportivo.

Un tercer precedente del club actual es el Balear Foot-Ball Club. La primera noticia de su existencia fue una carta publicada en el diario El Día (Palma) del 17 de mayo de 1922, en la que el capitán del equipo retaba al Baleares FC a jugar un partido amistoso.

El primer partido del Balear FC del que hay constancia se jugó el 9 de julio del mismo año. El club tomó su nombre del Teatro Balear, coliseo que se encontraba justo delante de su local social: El Café Can Martí, en la calle Zanoguera n. 13. Su indumentaria estaba integrada por camiseta azul y pantalones blancos. Inicialmente no tuvo terreno de juego y no fue hasta principios de 1923 que inauguró su propio en el barrio palmesano de El Molinar. A principios de 1925 cesó repentinamente su actividad hasta desaparecer a mediados de ese mismo año.

El 13 de septiembre de 1922 fue fundado el Athletic Foot-Ball Club cuando parte de los socios del Balear FC se fueron para fundar un nuevo club. El local social quedó ubicado en el Cafè reñidero, de la plaza del Olivar núms. 3-4. Inicialmente estaba falto de campo propio hasta la inauguración del campo de sa Punta 1929. Su indumentaria constaba de camiseta con franjas anchas rojo-y-verdes y calzones negros.

En el año 1933 el club acordó varios cambios: trasladó el local social en el Bar Palermo de la avenida Alexandre Rosselló n. 27 (antes 107) y cambió la camiseta rojo-y-verde por una rojo-y-blanca con franjas delgadas, similar a la del Athletic Club de Bilbao. Su primer presidente fue Antoni Forteza Piña (1901-1969), que también había sido presidente y fundador del Balear FC. El club atlético era un club mucho más pequeño que el balearico, y su relación con el RCD Mallorca (antes Alfonso XIII FC) fue, a diferencia de los baleares, muy cordial.

Su etapa más brillante llegó a la temporada 1939-40, cuando obtuvo hasta tres títulos oficiales: el Campeonato de Mallorca, la Liga Mallorca y la Liga Balear. En 1942, el crecimiento urbanístico de la ciudad obligó al club a abandonar su campo. Este hecho precipitó, meses después, su fusión con el Balears FC

El crecimiento urbanístico de la ciudad obligó al Athletic FC a abandonar su campo de la Punta. Como el club no gozaba de recursos suficientes para conseguir un nuevo terreno, el club estaba amenazado de desaparición; para sobrevivir contactó con otros clubes buscando un acuerdo. Primero negoció con el RCD Mallorca, pero después de llegar a un preacuerdo se rompieron las negociaciones: el Athletic FC quería que el nuevo club recogiera el nombre de sendos clubes (Atlético-Mallorca o Mallorca-Atlético), mientras los mallorquinistas no querían ningún cambio.

Poco después el club negoció con el Balears FC; ahora sí, se llegó a un acuerdo. Así nació el 27 de mayo de 1942 el Club Deportivo Atlético Baleares, con Pere Serra Cladera (presidente del Baleares FC) como primer presidente y Francesc Riera Rigo (presidente del Athletic FC), vicepresidente.

El acuerdo fue plasmado legalmente como un proceso de fusión, aunque en realidad los balearicos habían absorbido de los atléticos los rasgos identificativos de estos, fueron a parar casi por completo a la nueva entidad. Los balearicos mantuvieron su indumentaria sin variación (colores blanco-y-azules), el mismo local social (entonces en la Asistencia Palmesana) y el mismo campo (Son Canals), aparte de que la infraestructura de club y la masa social baleáricas eran mucho más potentes que la atlética. Además, los balearicos también aportaban su enconada rivalidad con el RCD Mallorca, de la que los atléticos carecían.

Mientras tanto, el Athletic FC logró que su nombre figurase ante el nombre del nuevo club (Atlético-Baleares en lugar de Baleares-Atlético).

Este hecho remonta la antigüedad del club actual hasta 1920, año de nacimiento del Mecánico, Mallorca y Baleares Foot-Ball Club.

 

Fuente: “Los orígenes del Atlético Baleares (1920 hasta 1942). De los inicios a la fusión “. (Lulú, 2013) de Manuel García Gargallo.

El Atlético Baleares ha mantenido su nombre, su identidad y una fiel masa social hasta nuestros días y ha disputado 75 temporadas en la élite del fútbol, cuatro de ellas en Segunda División, trece en Segunda B, 53 temporadas en Tercera División, 5 en Regional Preferente y una temporada en Primera Regional. Su casa -entre 1960 y 2013- ha sido el Estadio Balear, ubicado en la Vía de Cintura de Palma.

En los últimos años el club ha vivido una etapa de expansión con la conversión en Sociedad Anónima Deportiva y los buenos resultados deportivos. En 2016, el Atlético Baleares logró el primer título nacional de su historia, la Copa RFEF, tras imponerse a doble partido al Rayo Majadahonda. En la Liga, también ha estado muy cerca de volver a la Segunda División A, gracias a la aportación de capital privado. El regreso al Estadio Balear, la casa del Atlético Baleares durante más de diez lustros, es el próximo paso que se va a llevar a cabo durante la temporada 2017/18.

Presente, pasado y futuro

¿Podemos añadir algo más?

Si crees que puedes aportar alguna información útil que nos ayude a completar esta página, escríbenos a info@atleticobaleares.com o rellena el siguiente formulario y estudiaremos tu propuesta. Tu dirección no será publicada. Campos con asterisco* son obligatorios

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar